Las Cartas o menús deben llevar indicación clara de  los ingredientes usados en la elaboración. Esta información debe ser clara y resaltar específicamente aquellos ingredientes que se reconocen como alérgenos (regulado en normativa europea 1169/2011).

La información de ingredientes debe constar ya en las materias primas adquiridas, de manera que permitan llevar a cabo los programas de trazabilidad y control de alérgenos.

Deben constar, físicamente y de fácil acceso, para el servicio de comidas, el listado completo de recetas llevado a cabo en el establecimiento, vigente y con fecha de la última revisión. Cada una de las recetas debe llevar un completo listado de ingredientes con un marcaje de alérgenos claro y resaltado que permitan llevar a cabo los programas de trazabilidad y control de alérgenos. Esta información debe coincidir con la registrada para materias primas.

En la carta/menú facilitado al cliente deben constar claramente los ingredientes con un marcaje de alérgenos claro y resaltado, que permita al cliente tomar decisiones con total independencia y conocimiento de causa. Esta información debe coincidir con la registrada para materias primas y recetas.

 

Menú

 

Leave a Comment