Siempre hay grasas malas en la bollería pero… ¿Por qué? Te lo contamos

In Atrévete by sanpani sanpani

Gabriela Brieba, Experta Europea en Calidad y Seguridad Alimentaria y consultora para empresas en “Sanpani.org”, ha conectado una semana más con los atrevidos para demostrarnos que la “Ciencia atrevida no es aburrida”.

Hoy hablamos sobre las grasas en los bollos.

¿Por qué atrae tanto la bollería?

Es normal que al ver un bollo recubierto de chocolate entren las ganas de comerlo al minuto. Se trata de un reto de inteligencia y voluntad el no hacerlo.

Pero hay que ser conscientes que el placer viene de lo prohibido. La culpa de esto la tienen las grasas saturadas y transaturadas presentes en el dulce.

¿Por qué los productos que contienen esas grasas despiertan el deseo y otros no?

Estas grasas de las que estamos hablando potencian el sabor y ese instinto animal que le sale al ser humano a la hora de comerlo. La apariencia del dulce en sí mejora para los ojos de cada persona.

Obviamente, las empresas saben lo que están haciendo. Hay que tener cuidado con el abuso de consumo de este tipo de productos.

¿Existen alternativas saludables?

Están en ello. Por ejemplo, se trata de crear falsas grasas, un mejor perfil nutricional pero que tengan esa apariencia, una constitución que mantenga la textura y así disminuya el contenido de grasa total.

¡Escucha aquí al completo!